30 / 08 / 2018

CESFAM Arturo Baeza Goñi cuenta con programa piloto de traducción en línea

Con menos de un mes de funcionamiento, la herramienta es altamente valorada por profesionales y usuarios, facilitando el entendimiento y mejorando el diagnóstico de los pacientes.

El pasado 9 de agosto el Centro de Salud Familiar Arturo Baeza Goñi dio un salto importante en atención de pacientes, terminando con la barrera del leguaje para un número importante de sus inscritos. Y es que a partir de esa fecha el CESFAM cuenta con “Vi-Sor”, un sistema de traducción en línea que opera en modalidad de “piloto”.

Según explica Silvia Toro, directora del CESFAM, “se trata de una herramienta para realizar una atención inclusiva a los usuarios de nuestro Centro de Salud que no dominen el español”; en este caso personas haitianas y personas con discapacidad auditiva, a través de intérpretes en línea, que facilitan la atención que brindan los funcionarios.

Para la adecuada utilización de este sistema, se habilitó un dispositivo informático consistente en tres tablets (una por cada territorio del CESFAM), para las atenciones que se realizan en box, y un monitor con webcam, auriculares y micrófono para trámites administrativos, como inscripción y certificación FONASA, entre otros.

“Otro elemento de relevancia que debimos abordar, es lo que dice relación con la Ley de Deberes y Derechos de los Usuarios, que nos obliga a garantizar la privacidad de la información clínica, por lo tanto, desarrollamos en conjunto con la empresa proveedora del servicio, un protocolo que diera cuenta de este tema y que permitiera al usuario, libremente, acceder al apoyo que la herramienta nos brinda”, agrega Silvia Toro.

Sistema “Vi-Sor”

Según explica Diego Villarroel de Red Apis, creadores de esta herramienta, el sistema de video-interpretación “Vi-Sor” es una aplicación que permite disponibilizar intérpretes de diversos idiomas en línea, a través de internet, a instituciones que atienden público donde se atiendan  personas que no dominen el español, como extranjeros o pertenecientes a pueblos originarios, u otras con dificultades para la comunicación oral, como personas con discapacidad auditiva, etc.

De este modo, “ejecutivos de atención a público, o en este caso médicos, logran atender a personas que no dominan el español, mediante el apoyo de un intérprete en línea, con el uso de una tablet conectada a la internet”, agrega. 

El sistema de video-interpretación “Vi-Sor” hoy se encuentra operando en instituciones como el Instituto de Previsión Social, Servicio Nacional de la Discapacidad, Junaeb, Fonasa , Poder Judicial, Municipalidad de Cerro Navia, entre otras, siendo esta experiencia en San Joaquín, la primera en operar en el área salud.

A juicio de Diego Villarroel, esta iniciativa ha sido altamente valorada no sólo por los usuarios, sino también por los médicos, quienes logran desempeñar sus funciones de mejor forma, evitando errores que podrían poner en riesgo la salud del paciente.

Cabe destacar que el CESFAM Arturo Baeza Goñi, ha aumentado en un 300% su población migrante con barrera idiomática (haitiana) en el último año, por lo tanto, la necesidad de mejorar la comunicación y la relación con esta población era cada vez más sentida por el equipo.

Silvia Toro, directora del Centro, enfatiza que esta solución la evalúan como exitosa: “Esperamos seguir perfeccionando y avanzando con este sistema; las expectativas se han cumplido. Reconocemos el aporte que ha significado para mejorar la calidad de la atención que brindamos y lograr nuestro fin último, que es satisfacer las necesidades de nuestros usuarios. No hemos tenido aún opción de probar el sistema con personas con discapacidad auditiva, que es el otro foco de este proyecto, pero confiamos en que también en este caso resultará ser un aporte”, finaliza.